CLEMENTE CORTÉS

COORDINADOR DE LA LAGUNA LOS MORROS

Pesco con Mosca desde los 11 años y recuerdo perfectamente la vez que me picó mi primera trucha. Fue durante un paseo junto a mi hermano Gabriel, en la Laguna Los Quetros, que está camino desde el Lago Todos los Santos al Lago Rupanco. Ese lugar es mi cuna y mis raíces dentro de esta gran pasión.

Me crie en la ciudad de Santiago, alejado de toda la pesca y los hermosos paisajes del Sur, pero cada vez que llegaba el verano, lo primero que pensaba era en armar mi caña y preparar un destino nuevo. Descubrir la pesca ha sido para mí un proceso personal, a la vez que lo aprendí, leí e investigué por mi cuenta durante el colegio y la universidad.

He trabajado estas dos últimas temporadas en el Lodge Yelcho en la Patagonia, esta experiencia me ha aportado mucho y me ha formado como profesional dentro del mundo del Turismo y la Pesca Con Mosca.

Durante estos años he ido madurando una visión acerca de qué significa para mí pescar. Creo que pescar con mosca no se trata de querer sacar el pez más grande o la mayor cantidad de truchas, la pesca para mí es ser consecuente; dejar el lugar mejor que cómo lo encontraste, cuidar el ecosistema y por sobre todas las cosas, ser consciente. Generar esa conexión contigo mismo y la naturaleza es algo que quiero inculcar en la mente de las próximas generaciones para que así la pesca sea un deporte respetado y concientizado respecto a su entorno. Soy Scout desde hace más de 15 años y actualmente lidero un grupo de estudiantes en mi ex colegio, algo que me permite desarrollar una labor formativa que creo es fundamental para poder acercar a los niños a la naturaleza.

Tengo 24 años, soy Egresado de Ingeniería Comercial en la UNAB, y además de pescar, soy fanático del futbol e hincha de la Universidad Católica. Cada invierno que estoy en la ciudad, cuento los días para que llegue la próxima temporada para salir a pescar y disfrutar.